18 Oct

Cómo nos ayuda la berenjena a estar más sanos

berenjena 1

La berenjena es ampliamente conocida en todos los rincones de la tierra y cómo no, si su cultivo data desde hace miles de años. Sin embargo, algo que quizás no sabes es que esta amiga morada no es un vegetal sino una fruta. Sí, así como lo lees. No importa lo que ésta sea, ya que el consumo de estas nos protege frente a muchas enfermedades y dolencias. Además de ser riquísima y ser un acompañante ideal de tus platos.

Consumo beneficioso

Si aún no te animas a ponerla en tu dieta, hay Un dato de interés que, sin duda, nos va animar a consumirla con mayor frecuencia es que según un estudio publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, gracias a sus glicoalcaloides frenamos el crecimiento de células anormales o cancerígenas tanto en el colon como en el hígado.

Aliada de nuestra salud hepática

Un dato interesante sobre el consumo de berenjena es que nos aporta un gran número antocianinas, un tipo de antioxidantes muy poderosos con efectos antiinflamatorios.

Aparte de sus múltiples vitaminas y minerales, este fruto es rico en una serie de elementos que han despertado desde siempre el interés de los científicos, en esa búsqueda incansable por averiguar qué tipo de alimentos pueden ser los más adecuados para ayudarnos, en la medida de lo posible, a protegernos frente al cáncer.

Estos son los datos que nos aporta el estudio citado al inicio y que, sin duda, nos invita a echar mano de nuestra imaginación culinaria para tener siempre en nuestros platos unas sabrosas berenjenas:

-Según este estudio, los glicoalcaloides presentes en las berenjenas favorecen la destrucción de las células con componentes cancerígenos que pueden originarse tanto en el hígado como en el colon.

-Gracias a los polifenoles y al ácido clorogénico de estos vegetales protegemos a nuestras células del impacto de los radicales libres, propiciando además la desintoxicación de las enzimas en las células.

-Un dato interesante es que tanto los tomates como las berenjenas comparten muchos beneficios a la hora de inhibir la proliferación tumoral.

-Tanto los glicoalcaloides como la solanina nos protegen frente a los carcinomas. Lo que hacen también es frenar la angiogénesis, que es el crecimiento de nuevos sanguíneos vasos del cuerpo que favorece la expansión de los tumores u otras enfermedades.

-Contienen vitamina C, imprescindible para cuidar de nuestro sistema inmunológico, puesto que estimula la producción y la actividad de nuestras defensas.

-Tanto el ácido clorogénico como los antioxidantes, tienen cualidades antivirales y antibacterianas muy adecuadas para protegernos frente a múltiples enfermedades.

El consumir berenjenas no va a hacer que seamos inmunes al cáncer, sino que presenta una línea de defensa para evitar que este se instaure en nuestra vida. Recuerda que la buena la alimentación en conjunto con otros hábitos saludables, puede disminuir en un porcentaje considerable el riesgo de padecer algún tumor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *